Cómo gestionar tus trámites después de la mudanza

Cómo gestionar tus trámites después de una mudanza

Una mudanza es un trámite especialmente complicado porque son muchas gestiones las que se deben hacer, especialmente después de la mudanza. Efectivamente, justo al llegar a tu nuevo hogar es momento de revisar que todos los suministros están activados así como revisar los contratos de energía. De esta forma, se puede mirar si los precios son adecuados o si es necesario cambiar de tarifa, para así reducir el coste de la factura mensual. Y es que, al fin y al cabo, el consumo energético es lo que se lleva la mayor parte del coste de una vivienda, de ahí que haya que tratar de optimizarlo lo máximo posible.

¿Cómo tener la luz y el gas más barata?

Es muy habitual que nada más llegar a una nueva vivienda el coste de la energía suba de repente. Esto puede ser porque al cambiar de titular el servicio de luz y de gas no se revisó que las tarifas contratadas (bien sea de la compañía Naturgy o de otras) se adecúen a las necesidades del nuevo inquilino. Así, nada más llegar a la vivienda, conviene echar un vistazo a las tarifas del servicio de luz y gas por si conviniera cambiarlas. Puedes encontrar más información sobre servicios de luz en el siguiente enlace: https://www.serviciosluz.com/.

Pero, ¿cómo es posible encontrar el precio de contratación de la energía más adecuado? Sin duda, si hubiera que ir mirando el precio de contratación de Endesa, luego de Iberdrola.. en fin, yendo de comercializadora en comercializadora solicitando los precios de todas las tarifas, ¡sería un poco aburrido! Por eso, para encontrar el mejor precio de contratación, la forma más sencilla de conseguirlo es mediante un comparador energético; una herramienta gratuita y online que te muestra solo las tarifas que se adapten a lo que estás buscando.

Los primeros pasos en tu hogar

Los trámites de la luz y el gas no son las únicas gestiones que tendrás que hacer pero sí las más importantes. Además de esto, hay otras gestiones que se deben realizar son el empadronamiento, acudir al nuevo centro de salud que te corresponda, etc. Sobre todos estos trámites puedes recibir más información aquí.

Una vez que lo hayas tramitado, solo te quedará comenzar a disfrutar de tu nuevo hogar no sin antes comenzar a organizar tu nueva casa… ¿Pero cómo? A continuación te damos algunas ideas claves:

  • El desembalaje puede ser un proceso arduo y costoso, sobre todo porque tendrás que pensar dónde vas a colocar las cosas en tu nueva casa. ¡No tengas prisa!
  • No te agobies con la colocación de tus enseres; cuando pongas algo en un sitio, tómatelo como si fuera una prueba y no algo definitivo. ¡Y cuando algo no te guste, lo cambias!
  • Cambia todas las bombillas de tu nuevo hogar por unas nuevas de bajo consumo; de esta forma, ahorrarás en el consumo eléctrico.
  • Si piensas que hay enseres que no caben en tu nuevo hogar pero no quieres deshacerte de ellos, puedes enviarlos a un trastero de forma temporal. ¡Y por supuesto regala o dona lo que ya no quieras!