Mudanzas Madrid » Cómo transportar una nevera
cómo transportar una nevera

Cómo transportar una nevera

5/5 - (1 voto)

El traslado de electrodomésticos es una de las tareas más complicadas en una mudanza. Y es que a su gran tamaño hay que sumar su fragilidad, ya que muchos electrodomésticos pueden quedar inservibles tras un golpe o abolladura. Pero si hay un electrodoméstico cuyo traslado sea especialmente complicado, ese es el frigorífico: es muy grande y un traslado inadecuado podría dejarlo inservible. ¿Sabrías cómo transportar una nevera de manera segura? En las siguientes líneas te lo contamos.

Cómo transportar una nevera de manera segura

El paso previo a cualquier traslado es la preparación del bulto para proteger su seguridad, pero también de los propios transportistas. Y en el caso de las neveras, habrá que vaciarla por completo, limpiarla a fondo con agua y jabón neutro y desenchufarla.

Llegados a este punto, lo habitual es dejar el trabajo de trasladar el frigorífico a una empresa de mudanzas con experiencia, para asegurarte de que el frigorífico llega en buen estado a su destino. Igualmente, seguimos repasando los pasos para que puedas tomar nota.

Antes de embalar el frigorífico, saca de su interior cajones y bandejas que sumen peso y puedan quedar sueltos durante el traslado. Después, anuda las puertas con una cuerda fuerte, para evitar así que se descuelguen y se abran mientras que mueves el frigorífico, lo que podría ocasionarte daños a ti y a otros muebles o bien electrodomésticos. Eso sí, ten cuidado con qué utilizas para sujetarlas y no emplees una cinta adhesiva, puesto que podrías destruir el acabado de la nevera.

Ahora llega el momento de embalar la nevera. Lo ideal es emplear la caja original del frigorífico, pero como es poco probable que se haya conservado, emplea una caja grande de cartón doble, no sin antes proteger la nevera con protectores de poliespán.

Y ya en el momento del traslado en sí, debes tomar nota de algo muy importante: debes desplazar tu nevera siempre y en todo momento en situación vertical. No lo hagas en posición horizontal, puesto que el aceite podría filtrarse al circuito refrigerante.

Traslado de electrodomésticos seguro en una mudanza

Como ves, el traslado de un frigorífico no es nada sencillo, de ahí que te recomendemos que confíes este trabajo a profesionales de las mudanzas. Una empresa de mudanzas y traslados con experiencia conocerá cómo trasladar cada electrodomésticos de manera segura, garantizando que llegarán a su destino en perfecto estado. ¿Vas a hacer una mudanza dentro de poco? ¡Contacta con nosotros sin compromiso para pedir presupuesto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat